2013/06/28

Democracia cautiva

Nuestra democracia está cautiva. Se han apoderado de ella un grupo de personas que definen los destinos de los ciudadanos y fijan la frontera entre el bien y el mal, lo legal y lo ilegal, según su propia conveniencia.

Se parapetan tras el escudo de los partidos políticos que funcionan como auténticos reinos de taifas.

Se da un auténtico mix entre la actividad política de los miembros de los partidos y el carácter privado de éstos, coartada que se utiliza para convertir a estas asociaciones en una suerte de agujero negro: el partido ingresa subvenciones de origen público y, gracias a su naturaleza privada, en una suerte de metamorfosis pecuniaria, transforma ese dinero en privado y, por tanto, puede revertir a los mismos que otorgaron la subvención en forma de sobresueldo, compatible, por tanto, con sus emolumentos públicos.

¿En qué se diferencia esta operación del blanqueo de capitales? En este último caso, se pretende transformar en legal el dinero negro; en aquel se convierte en dinero privado compatible el dinero público incompatible. En ambos, el dinero puede tener una procedencia lícita, aunque en el segundo el choque con la ética es brutal.

2013/06/27

Democracia representativa vs. democracia directa: ¿un falso dilema?

Los tiempos que corren son pródigos en uno de esos lugares comunes que, a fuerza de ser pregonados, terminan por encubrir algo más que meras palabras: el profundo desprestigio y la deslegitimación de las instituciones representativas nacidas del sufragio universal. Desde luego, no es la primera vez, en la Historia contemporánea, que aflora el discurso basado en la "crisis del Parlamento", por otra parte casi endémico con independencia de otros aspectos de la crisis política e institucional y de otras crisis actuales, como la económica y financiera. Pero ahora resurge con singular fuerza por la contraposición, percibida por los ciudadanos, entre los que se contemplan como intereses comunes del cuerpo electoral y lo que se ventila mediante el debate y la votación en las Cámaras parlamentarias.

Y sin embargo, debemos detenernos a pensar si no estamos ante una contradicción aparente, más que ante una cesura insalvable. Es indudable que las teorías clásicas sobre la democracia y la representación política nos abocan a una legitimidad nacida del pueblo, de la soberanía nacional, de la voluntad popular o de cualesquiera otras fórmulas similares. Pero no lo es menos que esas mismas instituciones, en un contexto en el que el Estado ha sido configurado como portador de poderes tutelares, tienen el derecho, la obligación y, por lo tanto, la potestad de hacer cierto el principio democrático: de "promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas", por utilizar la contundente expresión del art. 9.2 de la Constitución Española; en suma, de salvar y, en su caso, eliminar los obstáculos que se interpongan a la participación ciudadana con independencia de la faz que adopte ésta.

2013/06/25

Bibliografía


Ordezkaritza politikoari buruzko gaian sakontzeko Eusko Legebiltzarreko Azterlan zuzendaritzan prestatutako bibliografia hau kontsulta daiteke

Para profundizar en el tema de la Representación política puede consultarse esta bibliografía elaborada en su momento en la Dirección de Estudios del Parlamento Vasco.


2013/06/21

Representación política, crisis, ¿qué crisis?

Una primera observación respecto del título del curso. Se trata de un título que no especifica o matiza, y quizás la generalidad que se desprende facilita la inclusión de planteamientos muy diversos y un debate más abierto. Pero, a mi entender, el título escogido presupone que estamos en presencia de una crisis general y universal, visión que, podría pensarse, extrapola lo sucedido en algunos países, y en particular el nuestro, en los últimos años al conjunto de Estados que comparten un sistema político basado en la democracia representativa.

Sin embargo, si adoptamos una perspectiva mundial y de mayor alcance temporal, puede afirmarse sin temor, que este modelo de democracia se ha ido extendiendo, con mayor intensidad y rapidez desde los años 80 del pasado siglo hasta ahora, por lo que parece válido considerar que se trata de un modelo exitoso, y desde una concepción de la historia idealista, una demostración del inexorable progreso humano, por lo que los problemas con los que pueda encontrarse dicho modelo son coyunturales, limitados geográficamente, y debidos, en buena parte, a las circunstancias de crisis económica.

2013/06/19

Essay: Political organisation in transition


Artículo de Hilary Wainwright. Red Pepper, January 2013

Analiza la manera de transformar el Estado y por qué a los políticos radicales les resulta tan difícil de mantener su impulso inicial, una vez que llegan al parlamento. Cómo podría cambiar esto?
In a context of uncertainty and flux, it helps to start from the specific. My starting point is the rise of Syriza, the radical left coalition rooted in the movements resisting austerity that has become the main opposition party in the Greek parliament. Syriza’s ability to give a focused political voice to the anger and despair of millions has made a breakthrough from which we can learn.

This is a matter not only of its soaring electoral support, which rose from 4 per cent of the national vote in 2009 to 27 per cent in June 2012 on the basis of a refusal of the policies imposed by the IMF, the European Commission (EC) and the European Central Bank (ECB), but also of the fact that this electoral mandate is reinforced by organised movements and networks of solidarity that Syriza has been part of building...
Artikulu osoa / Artículo completo

2013/06/16

Crisis de la representación política...desde la teoría política

Este resumen es un extracto del contenido del trabajo: “Sobre la representación política: expectativas, transformaciones y adaptación a nuevos contextos”, incluido en Beltrán, E. y Vallespín, F., eds. (2011): Deliberación pública y democracias contemporáneas (Síntesis, Madrid) cap.1.

La crisis económica mundial ha multiplicado la insatisfacción ciudadana con la política y sus principales actores, los partidos políticos. Ha puesto de relieve, no solo los constreñimientos económicos de la política democrática, sino las debilidades de nuestras instituciones y, sobre todo, de los partidos políticos como intermediarios de la acción política.

La impotencia para controlar la situación mostrada por gobiernos de diferente signo, cuya popularidad se desploma en cuestión de meses, unida a la proliferación de los casos de corrupción, han generado un enorme descontento que se traduce ya abiertamente en la sensación de crisis sistémica y que ha hecho que se multipliquen los diagnósticos sobre la actual crisis de representación política y las supuestas fórmulas para atajarla.

No obstante, para realizar un diagnóstico adecuado, debemos partir de una serie de premisas que nos permitan observar con claridad la situación, y separar lo que es coyuntural de lo que se debe a cambios estructurales que afectan a nuestros sistemas políticos. Para ello el análisis realizado desde la teoría política nos puede ofrecer algunas pautas para evaluar la situación con cierta distancia, con objeto de poder determinar mejor la orientación que deberían seguir las propuestas de reforma. Si no, nos arriesgamos a introducir propuestas puntuales, desvinculadas entre sí que, como ya se ha demostrado en otros sistemas de nuestro entorno, no solucionan los problemas que se quiere ataja

En este sentido, deberíamos tener en cuenta que:

2013/06/13

Nuevos cauces


La Presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejería, presenta el curso de verano

video
Video


“La democracia es el menos malo de los sistemas políticos”, decía Churchill. Y es que la democracia es, hoy por hoy, el mejor de los sistemas. Eso es algo que nadie cuestiona. Pero, siendo así, también es verdad que nuestras democracias no son perfectas. Hay muchos aspectos de las mismas que se deberían mejorar. Por eso, resulta imprescindible reflexionar sobre las carencias que se observan en la actual representación política.

Una reflexión que podemos impulsar desde el Parlamento. Porque el Parlamento es el eje central del sistema democrático. Es el depositario de la soberanía popular. Y, por lo tanto, es un foro privilegiado para promover el debate sobre la “esencia de la democracia”. Sobre sus crisis y sus conflictos.

Un debate como el que Kelsen impulsó hace ya casi un siglo, en una época convulsa y dramática. Un debate que se presenta como una necesidad ética y un servicio a la convivencia.

Se trata de mejorar las relaciones entre ciudadanos y representantes políticos. De abrir cauces que permitan crear nuevos consensos políticos. De trasladar de una manera más directa las preocupaciones sociales al debate político. Porque de esta forma contribuiremos a la profundización democrática. Y, consecuentemente, el trabajo institucional resultará más productivo y mejorará la calidad de vida de la ciudadanía.

Ese es el objetivo que persigue el curso de verano que organiza el Parlamento Vasco en colaboración con la Universidad del País Vasco. Poner un grano de arena en esa reflexión y retomar el debate sobre él resulta imprescindible reflexionar una y otra vez.

Y, desde aquí, animo a todas y a todos a participar y a hacer las aportaciones que consideréis oportunas. Todas ellas serán bienvenidas.

  Bakartxo Tejería. Presidenta del Parlamento Vasco


Bide berriak

Bakartxo Tejeríak, Eusko Legebiltzarreko lehedakariak, uda ikastaroa aurkeztu du


video
Bideoa


“Demokrazia horren gaiztoa ez den sistema politikoa da” zion Churchilek, Gotzon Garatek euskaratu zuen moduan. Beste era batera esanda, demokrazia da -orain arte- sortu den sistemarik onena. Horretan ez dago zalantzarik. Baina ona dena beti hobetu daiteke, hobetzeko bidea dago. Hori gertatzen da demokraziarekin, alde asko ditu hobetu behar ditugunak. Demokraziak ere bere mugak dituelako. Demokrazia berari buruz eta dauden muga horiek nola gainditu, demokrazia nola hobetu eta sakondu, guzti horri buruz hausnartu beharrean gara. Behar hori sumatzen baita gure gizartean.

Gogoeta hori Legebiltzarretik bultzatu nahi genuke. Legebiltzarra , bere baitan herritarren ordezkaritza politikoa hartzen duen ganbara legegilea, sistema demokratikoaren ardatza baita. Eta horrexegatik ere “demokraziaren izatasunari” buruzko eztabaida sustatzeko gune aproposa da.

Eztabaida eta gogoeta hau Kelsenek duela jada mende bat sustatu zuen, garai zail eta gogorrean. Bai horixe! Orain, gizaldi bat beranduago eztabaida hau behar etikoa bilakatu zaigu eta elkarbizitzarako lagungarri.

Herritarren eta hauen ordezkari politikoen arteko hartu emana hobetzea da helburu. Bide berriak zabaltzea kontsentsu politiko berriak bideratze aldera. Alde horretatik, lortu beharko genuke gizarte behar eta gogoak eztabaida politikoan txertatzea. Bide horretatik lortuko dugu demokrazian sakontzea. Eta bide horretatik, ere, gure lan instituzionala aberastuko dugu eta herritarren bizi kalitatea hobetuko.

Guzti honetaz gogoeta egitera zuzentzen da Eusko Legebiltzarrak Euskal Herriko Unibertsitatearekin elkarlanean antolatu duen Ordezkaritza politikoa eta demokraziaren krisia izena eta izana duen uda ikastaro hau. Gogoeta orokor horretan gure gazta zatia jar nahi genuke eztabaida honetan sakontzeko.

Eta horretan guztion parte hartzea behar dugu, zor dugu. Hemendik animatu nahi dizuet parte hartzera, zuen gogoetak eta iritziak ongi etorriak izango dira.

Hel diezaiogun, beraz, gogoeta honi!

Bakartxo Tejería. Eusko Legebiltzarreko lehendakaria

"La necesaria "refundación" de los partidos políticos en España.



Los partidos políticos, calificados ya en su día como el mal necesario para el funcionamiento de nuestras democracias, deben ser "refundados" en España. Así parecen demandarlo los ciudadanos, que no dudan en situar a los partidos y a la clase política en general en el tercer puesto del ranking de problemas principales que aquejan a nuestro país. A esa percepción han coadyuvado, sin duda, un sinfín de comportamientos que han venido manteniendo los partidos en los últimos años y cuyas consecuencias más inmediatas se han proyectado sobre las instituciones en las que están representados o en las que participan para designar a sus miembros.

Si queremos recuperar la esencia de dichas instituciones, si queremos regenerar el funcionamiento de la democracia representativa, los partidos políticos (imprescindibles, por otro lado, para reducir la diversidad presente en la sociedad), han de revisar la forma de reclutar a sus líderes, su funcionamiento interno, su sistema de financiación, sus códigos de conducta o su forma de relacionarse con la sociedad, entre otros extremos.

2013/06/12

Democracia inquieta

La regeneración política pasa por la transparencia y la rendición de cuentas

 

Benigno Pendás nos propone, como texto para el debate su artículo Democracia inquieta, publicado en El Pais. Tribuna (8-enero-2013)

Todo el mundo se queja. Casi todos estamos de acuerdo en el diagnóstico, pero a la hora de aportar soluciones acudimos a los tópicos al uso: el sistema d’Hondt carga con las culpas y las listas abiertas aparecen como bálsamo de Fierabrás. Sería conveniente recordar: primero, que con esta misma fórmula han gobernado PP y PSOE, unos y otros con y sin mayoría absoluta; segundo, que hay listas abiertas para el Senado y su incidencia es mínima; tercero, que las reglas del juego son iguales para todos y el que quiera ganar ya sabe cuáles son los requisitos. Pero los argumentos, incluso las evidencias, carecen de virtudes mágicas. Mucha gente siente una inquietud legítima ante el deterioro (real o exagerado) de las instituciones y la tradición pesimista del 98 goza de buena salud en círculos de opinión con acceso a los medios. Seguro que estamos de acuerdo en que la razón ilustrada (prudencia, rigor, sentido común) debe prevalecer sobre las pasiones irracionales. Los ciudadanos de buena fe saben que demagogias y populismos solo sirven para empeorar las cosas. Procuremos pensar en el interés general de la España constitucional, a partir de la pragmática advertencia de John Dewey: “en cuanto ideal, la democracia no es un hecho y nunca lo será”. El modelo español no es mejor ni peor que otros sistemas constitucionales contemporáneos. Sin embargo, tenemos el deber cívico de mejorar la calidad de nuestra democracia. Entre todos y para todos...

Artikulu osoa / Artículo completo

Benigno Pendás es director del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales 
 

2013/06/10

Renovar el frontón de la democracia



Artículo de Iñigo Bullain Publicado en Deia, Jueves, 30 de Mayo de 2013 -

Los partidos han demostrado ser capaces de articular las sociedades de posguerra, pero están demostrando carecer de recursos, ética y visión para dirigir las sociedades del siglo XXI
 El juramento del Juego de Pelota de junio de 1789 es uno de los eventos históricos de la democracia moderna. En aquel hermoso trinquete de Versalles au Jeu de Paume y a propuesta del Tercer Estado se constituyó la Asamblea Nacional. Allí debutó, tras el antecedente inglés, la democracia parlamentaria. Hoy, afortunadamente, el frontón de la democracia se ha universalizado. Una mayoría de unidades políticas se han configurado como Estados-nación, conforme a un modelo de democracia representativa. Sin embargo, azules y colorados, conservadores o populares, socialistas o progresistas, demócratas o liberales... las parejas políticas que con diversas denominaciones han dominado el juego han ido transformando el frontón de la democracia en un negocio: personal, familiar, clientelar, corporativo... Hoy, la crisis y la corrupción está carcomiendo la relación entre la democracia y los partidos políticos y afecta ya a la estructura institucional en sus distintas dimensiones estatales e internacionales.

Un penoso espectáculo que trae a la memoria pretéritos episodios que culminaron con la desaparición de numerosos jai-alai democráticos. Un panorama que invita a reflexionar sobre posibles vías para renovar la democracia; evitar la suspensión del partido o la clausura y cierre del local. Además de mejorar la formación y actividad de los agentes políticos, la reforma del juego democrático debe, en mi opinión, incorporar nuevos instrumentos políticos: meritocráticos, de insaculación y cibernéticos, que mejoren el sistema representativo y la participación política. Limitar a dos mandatos el ejercicio de cargos públicos resultaría una medida clave para desprofesionalizar la política...
 
Artikulu osoa / Artículo completo 


Iñigo Bullain. Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea

2013/06/06

¿Ha muerto el parlamento?


Todos los sistemas, por muertos que estén, mantienen su organización jurídica, sus ritos y símbolos mucho tiempo después de haberse extinguido. Así, cuando Luis XVI fue llevado a la guillotina, la monarquía absoluta francesa hacía años, antes incluso de la Revolución, que había dejado de existir. Lo mismo ocurre ahora. ¿Creen ustedes que en España pervive el Estado de Derecho? En absoluto, los partidos no expresan el pluralismo y se han convertido en organizaciones de intereses, basadas en la profesionalidad de sus miembros, que utilizan, es posible que inconscientemente, la coartada ideológica para subsistir. El poder ya no es un instrumento de lucha política sino un medio para la renovación o el mantenimiento de las “castas” que se valen del sistema electoral para justificar su legitimidad.

2013/06/04

Ideas sobre la crisis actual y la representación política.


El punto de partida de análisis de la situación actual conforme a los datos demoscópicos que repetidamente se nos muestran, no puede ser otro que la constatación del evidente desprestigio de las instituciones y de los operadores jurídico-políticos que las ocupa.

Paralelamente se produce un proceso de destrucción dialéctico de lo “público” que esconde obviamente un mensaje interesado al tratar de prestigiar toda iniciativa ajena al Estado y al interés general.